ACUERDO que establece las bases mínimas de información para la comercialización de los servicios educativos que prestan los particulares.